No a la Impunidad

Nuestra historia está sembrada de asesinatos y abusos que quedaron impunes. No son los culpables o sus herederos políticos que van a remover las cenizas de la impunidad para hacer justicia. Es nuestra tarea recordar a los que cayeron y decirle a los culpables o a sus herederos políticos que el momento de hacer justicia a llegado.

En nuestra historia reciente, los dictadores y lacayos de turno se ensañaron con una parte de la población. Abusos, desapariciones y asesinatos fueron ejecutados de manera organizada, con planes macabros comparables al de los nazis. Estos criminales contaron con el apoyo y los medios del imperio del norte. Con la bendición de estos "demócratas" amantes de la "libertad" ejecutaron planes macabros y en particular el PLAN CONDOR que enlutó casi toda la América del Sur.


Es nuestro deber llevar en memoria todas las victimas y en particular aquellos que cayeron luchando por la justicia. Que no haya descanso para los culpables o sus herederos políticos.

Información adicional